Desinfección con Ozono en agua

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

El ozono es un gas natural presente en la atmósfera de nuestro planeta. Y está ahí porque cumple una función primordial: filtra los rayos ultravioletas del sol de modo que todo el planeta está a salvo de las radiaciones dañinas. Eso en la capa más superior de la atmósfera. Pero en la superficie, podemos usarlo para asegurar un agua limpia tanto para beberla como para usarla en labores de limpieza. En este artículo te contamos cómo funciona la desinfección con ozono en agua o lo que se conoce también como ozono acuoso, y cómo puedes aprovechar todas sus ventajas en tu hogar.

¿En qué consiste un tratamiento de agua con ozono?

El ozono reduce los contaminantes del agua gracias a su fuerte acción oxidativa ya que es muy reactivo al mezclarse con otras sustancias, lo cual facilita que éste capte sus electrones. ¿Qué sucede entonces, cuando el ozono que libera un generador entra en contacto con el agua? Lo que sucede es que ese ozono se oxida y de ese modo elimina patógenos en general como bacterias, virus, parásitos y también metales. Todo el material orgánico y otros contaminantes, quedan atrapados en unas membranas especiales. Las células de todos los microorganismos se debilitan hasta morir. En cuanto a los metales, cualquier partícula de hierro, cobre o manganeso es oxidada también por el ozono, lo cual facilita que esas partículas sean filtradas más fácilmente. El ozono puede incluso eliminar el mal olor o sabor tan característico de las aguas tan cargadas de cloro. En resumen, un sistema de tratamiento de agua con ozono puede eliminar:

  • Bacterias
  • Virus
  • Parásitos
  • Metales como hierro, cobre o manganeso
  • Sulfuro de hidrógeno
  • Turbiedad y mal olor/sabor

¿Cómo se crea el ozono?

Es importante responder primeramente a esta pregunta para comprender el proceso de un tratamiento con ozono. ¿De dónde proviene el ozono? Del oxígeno. Una molécula de oxígeno está formada por dos átomos de oxígeno (O2) y una de ozono de tres átomos de oxígeno (O3). Al interferir la luz ultravioleta o la electricidad, las moléculas de oxígeno se dividen en dos átomos de oxígeno y estos átomos se combinan con otras moléculas de oxígeno dando como resultado ozono. Qué lío, ¿verdad? Pues bien, es en esa danza constante de átomos y moléculas que se produce la capa de ozono que protege a nuestro planeta. Y ese proceso es el que reproducen los generadores de ozono de un modo más localizado. Algunos usan distintos procesos químicos así como electrólisis, aunque los generadores más comunes de ozono son los eléctricos que usan rayos ultravioletas para la desinfección del agua con ozono. 

Beneficios de la desinfección con ozono en agua

Muchos son los beneficios de la desinfección con ozono en agua. Toma nota porque es mucho lo que puede ayudarte manteniendo tu hogar en condiciones óptimas de limpieza.

  1. Neutralización instantánea de patógenos, bacterias, parásitos o virus.
  2. Es un desinfectante más potente que el cloro.
  3. Oxida los metales perjudiciales que pueden deteriorar los materiales.
  4. No necesitas añadir ningún producto químico al agua. Lo cual es limpio y sostenible también para el planeta. Se acabó verter aguas residuales cargadas de tóxicos.
  5. El ozono no deja ningún residuo y limpiar con él no irrita ni la piel, ni los ojos ni las vías respiratorias.
  6. El tratamiento de ozono para depurar aguas se ha usado desde principios del siglo XX, así que hablamos de una tecnología totalmente probada y certificada. 
  7. La desinfección con ozono en el agua es muchísimo más ágil y rápida que con otros productos. Bastan unos segundos para que cualquier objeto o superficie limpiada con este método quede perfectamente desinfectada. 

Al limpiar con ozono notarás un ligero olor característico. Es similar a como huele el aire después de una tormenta. A limpio. Totalmente inocuo.

¿Tiene alguna desventaja la limpieza con ozono?

  1. EL COSTE. Un aparato generador de ozono para limpiar puede resultar costoso, pero también es cierto que depende de cómo se mire. Si bien es cierto que este tipo de máquinas tienen un precio que oscila entre los 2000 y 3000 euros, su utilidad y eficacia justifican el precio. Y ojo, los hay más caros y más baratos, por supuesto. Pero si quieres algo potente que te garantice todas las ventajas que hemos citado anteriormente, nuestro consejo es que no te decantes por lo más barato. Ya conoces el dicho “lo barato sale caro”, ¿verdad? Además, hoy día se ofrece mucha flexibilidad en la financiación de este tipo de aparatos. Con el tiempo, también le sacarás una gran rentabilidad, puesto que al no tener que usar ningún químico más para limpiar, dejarás de comprar productos desinfectantes. 
  1. ES EFÍMERO. Una vez disuelto en agua, la duración del ozono es limitada. Tienes que usarlo inmediatamente una vez generado antes de que vuelva a convertirse en oxígeno.
  1. DEBES TENER CIERTA PRECAUCIÓN. Los sistemas que se usan hoy día son muy seguros pero siempre debemos ser precavidos ante cualquier posible fuga. Esto podría llenar el aire de nuestro hogar de ozono  que puede causar dolor de cabeza o irritación ocular o en la garganta. También conviene asegurarse de que las tuberías o los materiales con los que el ozono esté en contacto sean resistentes al mismo. 

Realmente, son pocas y bastante relativas las desventajas de un generador de ozono para agua y muy difícil que tengas ningún problema por contaminación de ozono en un sistema conectado a las cañerías. Sí se ha de tener especial cuidado con los generadores de ozono para depurar el aire, procurando que cuando se procede a limpiar el aire de cualquier estancia, no haya nadie en ella hasta pasado un buen rato después de la desinfección.

¿Para qué puedo usar el ozono en agua? ¿Qué utilidad tiene la desinfección con agua cargada de ozono en el hogar?

Las propiedades altamente desinfectantes del ozono son verdaderamente útiles a la hora de limpiar nuestro hogar. Algunas personas que disponen de un pozo en sus casas, usan un generador de ozono para eliminar todo tipo de bacterias presentes en el agua sin tratar. Con un sistema apropiado de cañerías conectado al generador, el agua pasa por el filtro ya libre de cualquier contaminante. Pero no es muy frecuente tener un pozo, ¿verdad? Lo que sí tenemos todos en casa, es toda una serie de objetos, aparatos o superficies que podemos desinfectar con agua ozonizada con total seguridad.  Veamos para qué puedes usar el ozono en el agua:

  • Conectado a la lavadora, podemos lavar toda la ropa sin necesidad de aditivos químicos de ningún tipo. Adiós al jabón o suavizante. Tu ropa fresca y desinfectada y los tejidos más duraderos. 
  • Es ideal para limpiar y eliminar los olores en el frigorífico o el generador de hielo.
  • Contadores, interruptores o pomos de puertas. Moja un paño con el agua ozonizada, escurre bien y limpia la superficie de estos objetos.
  • Accesorios del baño. Limpialos del mismo modo descrito en el anterior punto.
  • Encimeras, tablas de cortar o mesas. ¡Ya no necesitas lejía!
  • Juguetes. Siempre tirados por el suelo o en la boca de los más pequeños. Puedes frotarlos con una esponja bajo el chorro de agua con ozono.
  • Puedes lavar alimentos como carne, pescado o verduras con el agua ozonizada para eliminar cualquier bacteria.
  • Por último, también puedes enjuagarte la boca con agua ozonizada para una buena higiene bucal y para tratar infecciones. 

Ahora que ya sabes más sobre cómo desinfectar tu hogar con agua y ozono, te invitamos a conocer EVOZEN, un generador de ozono para agua que hará tu vida mucho más fácil. Súmate a las muchas personas que ya disfrutan en su casa de un método de limpieza mucho más cómodo, eficaz y sostenible. Úsalo con tu lavadora para tu ropa o para limpieza general. Te sorprenderá.

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0

Zona privada